pimvinagre

Estos pimientos quedan deliciosos para acompañar todo tipo de sandwiches, ensaladas o incluso con pan y queso como botana.  Los hice con pimientos mini porque son mucho mas suaves y dulces que los grandes y al cocerse con el calor y curarse con el vinagre, quedan super ligeros.  No caen para nada pesados.

Envásalos en un bote de vidrio y son un buen detalle para llevar a una comida o regalar.

-1 bolsa de pimientos dulces mini.

-1/2 cebolla rebanada.

-3 dientes de ajo.

-500ml de vinagre (de manzana, arroz o vino blanco).

-300-500ml de agua.

-1 cucharada de azúcar.

-4 hojas de laurel.

-1 cucharada de sal.

-1 cucharadita de semillas de hinojo.

-1 cucharadita de semillas de cilantro.

(también se pueden reemplazar por semillas de eneldo)

Partir los pimientos en cuartos.

Mezclar el vinagre, la mitad del agua, sal y azúcar en una olla y poner a calentar hasta que se disuelvan.  Recuerda que los pimientos son dulzones y al cocerse soltaran sus azucares entonces cuida que la mezcla quede un poquito acida.

Ajusta el sabor y si fuera necesario añade mas agua.

Mete a la olla con la mezcla caliente, los dientes de ajo enteros sin pelar, las hojas de laurel, la cebolla rebanada y los pimientos.  Caliéntalos a fuego lento revolviendo cada tanto.  Si empieza a hervir, apaga el fuego y déjalo reposar un poco.  Después vuélvelo a prender muy bajo.

Cocer hasta que la cebolla y los pimientos estén lo suficientemente tiernos para partir con una leve presión.

Dejar enfriar, guardar en un recipiente con tapa y refrigerar.